El viernes 20 de noviembre compartí un enlace en mi muro de Facebook. Fue un cortometraje realizado por la cineasta venezolana María Eugenia Morón, que pretende hacer ficción a partir de las presuntas condiciones de los presos políticos en la cárcel "La Tumba", ubicada en la capital venezolana de Caracas. Dos días más tarde, Morón publicó un aviso en Twitter diciendo que el vídeo había sido eliminado de Facebook, fui de nuevo a mi muro y vi que se había ido.

Sin notificación de haber sido reportado, sin previo aviso, nada en absoluto: el enlace prácticamente había desaparecido, junto con los comentarios y publicaciones compartidas de amigos. En su muro de Facebook, Morón pedía a la gente descargar y volver a cargar el vídeo en diferentes lugares, diciendo: 

Nos han informado de varias irregularidades por parte de personas que han publicado el corto en Facebook y se borra, o no pueden publicarlo, o intentan hacer un search del video en Youtube y no les aparece. Unos amigos especialistas en redes han estado chequeandolo y al parecer nos están intentando bloquear y tumbar de Youtube.

La película; una historia de ficción que intenta mostrar varias prácticas que, supuestamente, se están aplicando contra los presos políticos actuales - incluida la tortura blanca - no ha sentado bien entre los partidarios del gobierno. Con seguridad debe haber agitado algunas plumas en el gobierno de Venezuela, conocido por haber bloqueado algo a lo largo de las líneas de 500 a 2000 sitios web durante los últimos dos años, y por tener las empresas contratadas para hacer "digitales limpiezas" de contenidos no deseados.

A pesar de que hemos visto este tipo de "limpiezas digitales" eliminar contenido político en el pasado - como los vídeos de la represión policial durante las protestas - antes de esto cuando el contenido era retirado de los muros de los usuarios de Facebook, estos recibían un aviso diciendo que había sido denunciado como inapropiado o que de alguna manera violaba los términos de servicio. Esto indicaba que la eliminación provenía de la denuncia de otro usuario. El bloqueo de videos y contenido basado en la localización de geográfica por razones políticas ha llegado - generalmente - por parte del gobierno a través de bloqueo de DNS o practicas similares, nunca de las mismas empresas de redes sociales.

Sin embargo, con la Tumba, las empresas parecen estar participando en la censura ante el hecho. Un comentarista en el vídeo de YouTube afirmó que no podía reproducirse en algunos dispositivos y añadió que las personas que lo compartían en sus muros lo vieron desaparecer. Después de la notificación de Morón, tratamos de reproducir el error y obtuvimos el siguiente mensaje de Facebook al se tratar de publicar el enlace:

rsz_1rsz_tumba_screenshot.jpg

Algunas otras personas informaron que el vídeo no se podía ver desde dispositivos móviles, a través de algunos proveedores de Internet, a pesar de que otros no encontraron ningún problema en absoluto. Sin embargo, el bloqueo es inconsistente y al intentar repetidamente publicar el enlace a Facebook en ocasiones se logra publicar. Cuando esto sucede, no se obtiene una imagen de vista previa o el título del vídeo como sucede normalmente, más bien unicamente un enlace de YouTube sin más información

El sistema de bloqueo de enlaces de Facebook no es, al parecer, una novedad. Ellos han estado bloqueando los enlaces de BitTorrent desde el 2010, cuanto menos y, más recientemente, los enlaces de sus competidores (por ejemplo, tanto Telegram y de la red social Tsu se han visto afectadas en las últimas semanas). Sin embargo, a pesar de que Facebook ha eliminado de forma consistente el contenido político cuando ha sido reportado por los usuarios, no ha habido ninguna noticia de la empresa ejerciendo la censura previa sobre el contenido político.

En Venezuela, donde los medios tradicionales no están disponibles tanto para los disidentes políticos y ciudadanos. Las redes sociales habían demostrado ser de gran valor para la comunicación política y organización. Durante las últimas elecciones, los líderes de la oposición utilizaron las redes sociales para difundir sus mensajes, incluyendo Twitter, Facebook, YouTube y periscopio. Limitar la posibilidad de difusión en redes sociales de determinados contenidos puede ser equivalente a desaparecerlos por completo.

Tratamos de contactar a Facebook para pedir una explicación, pero no hemos conseguido respuesta, dado que la red social no ofrece ningún procedimiento específico de apelación contra la eliminación de contenido individual o impedimentos en la publicación de contenidos.

El bloqueo de videos y contenido basado en la localización de geográfica por razones políticas ha llegado - generalmente - por parte del gobierno a través de bloqueo de DNS o practicas similares, nunca de las mismas empresas de redes sociales. Sin embargo, con la Tumba, las empresas parecen estar participando en la censura ante el hecho.

Marianne Diaz

COMPARTIR